RUIDO ILEGAL - GENERACIÓN DEL 27

Pasados gloriosos, futuros inciertos,
presentes perdidos cuando lo es tu tiempo.
Su norma de uso no lleva prospecto.
Piensa que sabe si cabe que aún piensa,
pero se esconde y ya no busca lo que encuentra.
La mona vestida de seda, mona se queda.

Si ya está bien, de tanta estupidez,
sí que lo ves, que nos engañan una y otra vez.
La incertidumbre de qué más pudimos hacer.
No, no es mejor, la nueva situación
parece igual a tiempos del general,
con desahuciados en las cunetas.

¿Quién calló a aquella generación?
Que ansiaba suspiros, anhelos de cambio
¿Quién calló a aquella generación?
Soñaban y alzaban sus puños en alto

Buscar en libros todas las respuestas,
en la cabeza es donde acaba la paciencia.
¿Quién cuenta el cuento con total certeza?
Hojas de historia fueron arrancadas,
textos y frases, más palabras olvidadas,
en el tintero guardaron su mejor coartada.

En las cantinas, entre poesía,
rastros quedaron impregnados de heroína,
con su legado apoyaron ideas prohibidas.
Vestigios fueron arraigados a la gente,
ya no lo aceptan pues ahora se defienden,
contra villanos y otros mequetrefes.